Esos besos…

Cómo es posible que un beso nos delate tanto y nuestro cuerpo no sea capaz de ocultarlo, aunque quizás es porque no quiere.

Algunos nos erizan la piel sólo con sentirlos e incluso imaginarlos, otros, más húmedos, hacen que nos acaloren hasta donde nunca imaginamos llegar, algunos hacen que los deseos más íntimos y salvajes fluyan…y es que un beso bien dado lo merece todo.

Los hay que se hacen de rogar, como muchos de nosotros en alguna que otra ocasión, pero los damos con la mirada…o los pedimos con los labios, sí, ésos que inconscientemente humedecemos al mordisquearlos, quizás por nervios o porque lo deseamos con tantas ganas que…

Hay besos infieles, como un buen vino de Bodegas Briego, con un sabor que no se olvida y que seguramente quieras volver a saborear, pero cuidado, quizás te enganche. Los hay juguetones, como un buen espumoso, pero lo mismo que sube, baja la intensidad, quizás sea algo fugaz, divertido y que te haga sonreír al recordarlo algún día.

Los hay con cuerpo, ésos que te piden más, y por los que te dejarías llevar, porque lo estás deseando desde el primer momento, llámale X o que te empotren, vamos a ser claros. Los hay jóvenes, llenos de vida, sabes que nunca madurarán y que precisamente es éso lo que buscan para aprender, y a veces, la madurez se deja llevar para sentirse viva y joven o simplemente para olvidar.

Los hay blancos, con ese punto de frescura que nos alegra cualquier día y que nos invita a más, a conocer su procedencia, donde se forjó su madurez y por supuesto a disfrutar de cada copa. Ahora sería un buen momento para tomar una de ellas. Los hay que depende el día, nos saben de una u otra forma porque aún están sin definir y no terminan de engancharnos, porque un buen beso, es como el vino, debe dejar huella o un buen sabor de boca.

Qué importantes son ahora que no podemos besarnos, pero que nos los imaginamos en cualquiera de sus versiones hasta estremecernos, desearlos y soñarlos. A veces despertando acalorados, sudando y deseando volver a dormir para continuar besando y disfrutando. Porque cada uno de nosotros deseamos un vino o quizás un beso…

Así que dime, ¿de qué vino eres?, y aquí espero que me sorprendáis cada uno de vosotros, y sí, espero leer algún comentario de ellas, porque hasta ahora son los hombres los más atrevidos en hablar, cómo cambia la película, aunque con un buen vino…

¡Hasta el próximo miércoles!

G & G

Publicado por Gretta y su Garbo

A partir de los 40, la vida cambia, ¡me río yo de la adolescencia!. Pero la experiencia es un grado, y lo que queremos es complicarnos poco (o al menos lo intentamos), un divorcio y probar algo nuevo, van de la mano. Tener o no tener pareja, no evita que la imaginación vuele y a veces nos dejemos llevar...

8 comentarios sobre “Esos besos…

  1. Mi admirada Greta, hace usted muy bien en relacionar besos con vinos. A mí, particularmente, me gustan todos los vinos mientras sean naturales, los jóvenes frescos, afrutados, como si tuvieran miles de burbujas, los grandes reservas que inundan la boca de aromas, un beso blanco de rueda (de la fortuna), un beso de ribera de boca, cuando se da en la comisura, un vermouth como incitante preliminar de otros manjares inconfesables, un vino andaluz escanciado con venencia que tiene una peligrosa similitud semántica con Venus, un beso de Burdeos, con el intenso tono rojo y aterciopelado de los labios que lo disfrutan, e incluso un vino caliente, especiado, denso y tórrido para entrar en calor y en materia

    Me gusta

  2. Hola Gretta .
    Felicidades , me ha encantado .
    Tengo un amigo que siempre me dice :
    Besas mucho !!
    A mi me encanta besar , no soy capaz de estar con una chica , sin antes tener muchos besos .
    Mi amigo solo da los tres besos reglamentarios cuando está con una chica. El de saludo , el del calentón y el de despedida .. el resto del tiempo lo dedica a otros placeres. A mí, me encanta besar y cada día más .
    Besitos .

    Le gusta a 1 persona

  3. Gretta, tengo que decirlo, SUPERELEGANTE, siiii, en mayúsculas. Nos trasladas a esos momentos … rápidos o lentos, tiernos o profundos, llenos de ternura o de pasión pero sobretodo me encanta cuando nos trasladas a esos besos pasionales, aquellos que como bien dices nos erizan la piel de solo sentirlos.
    Tienes toda la razón, los besos son como el vino de todo tipo, según momento y lugar y como él, hay que probarlos, comparar y sobretodo gozarlos.
    Nos preguntabas por un vino, que difícil…….. para mi un Beronia, profundo, pasional pero con su puntito de cereza.
    En fin, te esperamos la semana que viene para que nos sorprendas y enhorabuena de nuevo

    Me gusta

  4. Muy buena la combinación de besos y vinos, curioso como los mismos adjetivos son tan igualmente válidos como elegantemente provocativos…

    Sin duda alguna…. Con cuerpo, con esencia, con ganas y con fuerza y siempre in crescendo para llegar a un estallido que deje poso!!!
    Los suaves y superficiales, dejémoslo para la despedida…

    Me gusta

Responder a javidemadrid Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: