Fíjate tú

Ahí estaba él, contoneándose tras levantarse, como diciendo, mírame, que a la vuelta soy todo tuyo de nuevo. Y ahí estaba yo, mirando embobada y pensando, no tardes. ¿De verdad estaba hablando en silencio con un culo?, evidentemente sí, pero qué culo… y qué noche.

Y es que no somos de piedra, y a todos nos gusta mirar, algunos lo hacen de reojo, otros con picardía, otros añaden un suspiro, otros lo comentan, pero todos, absolutamente todos, miramos aquello que nos gusta y deseamos.


Siempre se ha dicho que a los hombres les gustan los culos y los escotes, vamos a olvidar las miradas, las manos, la forma de moverse, o los andares, porque ésto último también es una forma de decir, me gusta tu culo. Es cierto, que quizás no lo hacen de forma muy sutil, aunque también he de decir, que todo tiene su momento y confianza.

Nosotras, también nos fijamos en esa parte trasera que tanto nos gusta, sin menospreciar la delantera, por supuesto, si marcan el torso ligeramente, si se ve parte de un tatuaje… y es que la imaginación es tan oportuna que a veces hace que la claqueta se levante y comience a grabarse la primera toma.

Siempre diré que una mujer femenina, insinúa y es discreta (cuando debe serlo). Un escote bien puesto hace maravillas en nuestra figura y en otras zonas corporales masculinas, todo un milagro a veces, teniendo en cuenta que la señora imaginación ya está haciendo de las suyas.

Un buen culo que agarrar y que se deje, da la vida, siempre lo diré, y aquí no hay sexo que valga. He de confesar, que por mirar un culo, me dí con otro que llevaba matrícula. En realidad fue un beso, aún recuerdo al conductor diciendo, pero señorita, ¿no me ha visto?, vaya situación (lo recuerdo con la sonrisa que entonces tuve que disimular). Sí, nosotras también miramos, algunas con más disimulo y otras con más torpeza, como yo.

Ya sólo nos queda otra delantera, muy cómplice de imaginación y a veces todo lo contrario, porque gracias a ella queda delatada la excitación. Y si en el escote, el tamaño hace que todo se vea diferente, aquí nos pasa lo mismo. Estoy segura que quien inventó la frase de “lo importante no es el tamaño” es porque alguien la tenía pequeña, o aquella persona que dijo “lo que importa es que sepan utilizarla”… aquí hablaba de la lengua, ¿no?

Menos lobos Caperucitas, aquí cada uno tiene lo que tiene y cada uno de nosotros tiene sus gustos. A muchos hombres les gustan los pechos pequeños, a otros más grandes, a muchas de nosotras, el tamaño nos importa, mientras que a otras lo que les importa es que lo sepan utilizar (juraría que éso se hace con algo que lleva pilas y es muy divertido). Tenemos un cuerpo que nos incita a pasarlo bien, no lo podemos negar.

Lo que está claro es que para disfrutar aún más de todas las partes de todos los cuerpos, tenemos que empezar disfrutando y conociendo el nuestro, porque sólo así, levantaremos caderas llenas de placer, conseguiremos movimientos que nos piden más, y nuestras miradas dejarán de ser discretas para transformarse en salvajes.

Y como siempre, un placer. Gracias por leerme y hacerme partícipe en vuestras opiniones, me encanta leeros, ¡se aceptan propuestas para el próximo miércoles!.

G & G

Publicado por Gretta y su Garbo

A partir de los 40, la vida cambia, ¡me río yo de la adolescencia!. Pero la experiencia es un grado, y lo que queremos es complicarnos poco (o al menos lo intentamos), un divorcio y probar algo nuevo, van de la mano. Tener o no tener pareja, no evita que la imaginación vuele y a veces nos dejemos llevar...

6 comentarios sobre “Fíjate tú

  1. Querida Gretta: de nuevo sus palabras me remiten, evocadoras y sugerentes, a situaciones vividas en primera persona. Respecto al asunto que hoy nos refiere su inagotable creatividad, voy a compartir una experiencia visual enormemente estimulante, al menos para quien esto escribe. Mi amiga Enma tiene unas ideas peculiares respecto a la decoración y para ornamentar su cuarto de baño principal no se le ocurrió otra idea que pedirnos fotografías propias de desnudos. Con el paso del tiempo hemos ido llenando las paredes del baño de Enma y aportación favorita fue la foto de la que entonces era mi pareja, paseando desnuda por una playa de Fuerteventura, en vista posterior. Cada vez que voy a casa de mi amiga y me lavo las manos en aquel cuarto de baño, permanezco un rato contemplando aquel precioso… paisaje al natural, embobado como dice usted al principio de su relato de hoy, recordando aquellos días en Fuerteventura.

    Me gusta

    1. Ay los baños, lo que dan de sí. Perdón, mi imaginación hizo de las suyas. La verdad es que ir a ese baño a lavarse las manos, tal y como lo cuentas, debe ser muy recreativo, sin duda mucho más divertido que con la obligación actual. Creo que empezaré a coleccionar fotografías…gracias por la idea y por tu comentario.

      Me gusta

  2. De nuevo nos leemos Gretta y esta vez tengo que decir que tus reflexiones me han encantado sobretodo por lo fresco y por lo facil que haces el leerte en esta ocasión…. Ayyyy por donde empiezo, pues por el final.Uffffff, ¿conocerse a si mismo?, como uno mismo nadie está claro, ¿o no?….¿ cuant@s habrá por ahí que no tienen ni idea de lo que su cuerpo les puede hacer sentir y necesitan maestros, profesores, guias…… en fin, una mano que les enseñe?. Muuuuuchísim@s, doy fe. Pero quizá sea justo la propuesta que te hago para la semana que viene.
    En fin, Siiiii, ¿quien no se ha fijado? y ¿a quién no le gusta que se fijen en él?. Paquetes, culos, escotes, grandes, pequeños, en general todo tiene su encanto y en particular siempre se dice que hay un roto para un descosido pero, porqué no cambiar, evolucionar y probar… también se dice que en la variedad está el gusto y con ello probar diferentes tipos de sensualidades, coqueteos, sabores si cabe. ¿Yo?…. me apunto.
    Y dicho esto la semana que viene te leere, disfrutala Gretta

    Me gusta

  3. En efecto, para gustos, colores. El tamaño importa dependiendo de los gustos de cada cual. A algunas las excita más que la penetración (que también), el que las lleven al éxtasis con boca y manos, luego metida en el juego, que se la introduzcan jajaja, pero bueno, el caso es disfrutar. Yo no me fijo especialmente en los culos, si me fijo en las piernas, no sé porqué, me encanta ver unas piernas bonitas y torneadas en un hombre y sobre todo la parte interior de los muslos…¡ay…que me dejo llevar!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: