AL PUNTO

Soy consciente de que cada uno en carnes tiene sus gustos, unos muy hecha, otros cruda y yo soy de al punto. Obviamente hablamos de carne de agarrar y en especial de la de los hombres. Ya hemos hablado mucho de nosotras y hoy espero sorprender con lo que piensan algunos de ellos entre 40 y 50 años, sin duda la mejor edad para hincarles el diente.

Y es que no hace falta tener un buen tenedor para saber si esa carne te gusta o no, con echar un ojo lo sabemos, pero como ya tenemos cierta edad somos exigentes y también queremos un buen maridaje cerebral, por no hablar de la buena presentación en el plato. Y es que los hombres también han tenido que evolucionar al igual que nosotras. Recordemos cómo era la gastronomía hace años, cantidad, muy buen sabor y sencillo, ¿no?, pero con el tiempo se le ha dado más importancia, no sólo por salud, sino en la presentación, porque todo entra por la vista y luego por el sabor y lo que transmiten.

A muchos hombres les cuesta hablar de sus viviencias y del punto en el que están, muchos han dado el paso de dejar a su pareja porque les daba la impresión de que se iban a perder mucho sexo si no probaban por ahí, y porque si lo hacían con pareja se sentirían mal por engañar. Claro, que luego hay que escucharles, quieren sentirse “un empotrador” porque creen que es lo que quieren. Es respetable, al menos han sido sinceros y para probar no han querido mentir. Otros hablan de lo que les ha costado aceptar su cuerpo, ése que antes escondían porque no les gustaba, algo que nos ha pasado a todos, y es que cuando uno se siente bien, todo mejora. También están los que creen a pies juntillas que cuando conoces a alguien piensas en si te acostarías con esa persona o no y es una base para conocerla o darse a la fuga.

Está claro que tiene que haber química y es evidente que piensas un poco más allá, bien por la atracción, si te pone, si hablando te está “follando la cabeza”…, acostarse es fácil, pero hay niveles, recordemos el maridaje.

Si volvemos al físico y crees que te sobran algunos kilitos, empieza a pensar que estamos en la franja de los 40 y por lo tanto tenemos que pensar en ir bajando de 100 grs en 100 grs, como dice Silvia Abril. Para mí ha sido una revolución sexual escucharles. Desde que no sabían cómo actuar cuando su pareja le decía que le llamara puta, cuando en su cabeza retumbaba “si no lo eres por qué voy a decirte éso…” a descubrir nuevos placeres. Simplemente es asumir que en ciertos momentos sí apetece escuchar palabras subidas de tono y que nos excitan mientras jugamos y sudamos.

Nos ha costado llegar aquí con la mente libre, deseando disfrutar, asumir que tenemos que seguir aprendiendo. Que la sexualidad no se aprende en el colegio.

Y es que todos sabemos lo que es un preservativo, un anticonceptivo… Y la base está en poder preguntar y que respondan con normalidad.

Pero éso cuesta, y en cada casa ha sido un mundo, la sexualidad es no tener tabúes al hablar de ella. Es complicado definir a un hombre o a una mujer, todos somos personas que hemos tenido nuestras vivencias y es ahora cuando deberíamos disfrutar de todo mucho más, porque nos aceptamos, porque si te gusta que te mordisqueen los pezones, lo dices. Porque nos gustan las caricias y a veces el sexo menos ñoño. A veces hasta nos sorprendemos de lo que nos pide el cuerpo y éso, aún nos excita más.

Los hombres coinciden en general, en que ahora disfrutan mucho más del sexo, al cual le dan muchísima importancia, al igual que nosotras, porque ahora buscan complicidad, disfrutar y entender a la otra persona porque dar placer es muy excitante, en ir subiendo de nivel disfrutando, y éso se hace conociendo a la persona, aunque no nos olvidemos de que hay mucho Peter Pan por ahí, que siguen haciendo lo mismo que hace años, evidentemente, no todos evolucionamos igual.

Me hacía gracia uno de ellos cuando mencionaba que estamos influenciados por Disney, Hollywood… pero también por el porno, algo que hombres y mujeres hemos visto aunque muchos lo nieguen, quizás porque aún no disfrutan del sexo libre mentalmente. No existen los Humphrey Bogart pero sí muchos hombres que merecen la pena. Y es que no hay nada mejor que escuchar cómo ellos han ido aprendiendo y cómo se sienten ahora.

Siempre lo he dicho, coincidimos en más de lo que creemos, nos gusta el sexo, nos hemos liberado y no nos gusta cualquier cosa, ser inconformistas sienta muy bien. Asi que nada mejor que disfrutar de un plato de calidad con el maridaje perfecto. Ahora sólo queda coincidir en tiempos. Hay quienes sólo buscan sexo y otros a los que sólo éso, se nos queda corto.

Así que dejemos la mochila, quedémonos con lo aprendido y a disfrutar y sudar mucho, y como siempre digo, estamos en la edad perfecta para quedarnos con la culpa y no con las ganas.

Deseando leer vuestros comentarios… Recordad, seguimos en Radio a Bordo, tocando muchos temas y con muchas risas. Y si queréis participar en un concurso aquí os dejo el enlace donde podéis seguirme y donde iré informando de todo. https://www.instagram.com/buscandomiabridor/?hl=es me hará ilusión veros por allí.

Hasta el próximo miércoles y disfrutad mucho.

G & G

Publicado por Gretta y su Garbo

A partir de los 40, la vida cambia, ¡me río yo de la adolescencia!. Pero la experiencia es un grado, y lo que queremos es complicarnos poco (o al menos lo intentamos), un divorcio y probar algo nuevo, van de la mano. Tener o no tener pareja, no evita que la imaginación vuele y a veces nos dejemos llevar...

2 comentarios sobre “AL PUNTO

  1. Para gustos los colores, o lo que viene siendo “sobre gustos no hay nada escrito”… pero estoy de acuerdo contigo querida Gretta en que con los años, entre los 40 y 50, y me atrevería a decir que con alguno más, se es más “exigente” en todo, pero especialmente en la calidad.
    El punto es quizás lo más adecuado para sacar de la carne todo su sabor, pero debemos respetar al que le gusta un buen steak tartar y, cada uno tiene su punto.
    ¿Pero del pescado no vamos a hablar…?. Porque un sashimi, todo crudito, con su sabor natural, el mejor corte de la pieza más noble… eso si que me lo como yo.
    Al final, todos empezamos “follando con la cabeza” y, algunas veces, podemos llegar a probar el producto: carne o pescado…
    Saludos desde mi cocina…

    Me gusta

    1. McGyver, totalmente de acuerdo contigo. Estoy empezando a preocuparme, coincidimos mucho aunque soy más de carne y este pescado creo que no lo probaría, sólo emplatado. Y sí, sin duda hay que ser exigente porque ya sabemos más, o al menos que lo parezca…😉 Como siempre, gracias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: