PECANDO

Siempre hemos dicho que alguien está en la parra cuando está en su mundo y poco se entera. Pero también es verdad que algunos hacen que están en ella porque no quieren saber si su pareja le es infiel o no.

Yo siempre pensé que era mejor saberlo, pero últimamente, son muchas las mujeres que comentan, que prefieren no saberlo, no tienen ganas de un cambio en sus vidas, siempre y cuando cumplan con ellas. Están bien así.

Y yo me pregunto, ¿cumplir?, en la cama, en los regalos, en hacerte sentir la primera y única aunque sea un teatro… Bueno, hablo de ellas porque son las que me lo han contado, aunque he de decir que algunas, mientras no saben o intuyen si sus parejas les son infieles, se dejan llevar por almas más jóvenes a las que enseñar.

Son varias veces las que hemos tocado este tema, pero hoy cuando iba al trabajo escuché en las noticias una historia que desde luego es un extremo.

Imaginad que un hombre se enamora de una prostituta, no sería el primero, y la quiere sólo para él, para que sea su amante y esté dispuesta a viajar cuando él se lo diga y por supuesto con un buen sueldo, los billetes de avión y la estancia en el hotel corren de su bolsillo (todo un caballero). Hombre rico, varias residencias en diferentes países y ella con un sueldo de 10.000.-€, al mes tenía que follar mínimo 9 veces. Hombre, la verdad, no es tanto, lo que no sé es si él era muy mayor y su cuerpo no daba para más o… ahí lo dejo.

La cuestión es que ella accede, sólo está con él (y su marido) y viaja donde le indica. No sé si por la crisis, pero su sueldo se lo rebaja a 6.000.-€, aunque supongo que las veces no las rebajaría, tan tonto no sería. La cuestión es que en el último viaje ella no va sola y cuando le dice que le espere en la bañera aparecen dos individuos pistola en mano y le amenazan con matarle si no le dan una cantidad de dinero. Según ellos, iban de parte del marido de ella.

La cantidad era tan elevada que no podía hacer la transferencia de una sola vez porque tenía que hablar con su banco. A todo ésto, él desnudo escuchando cómo le amenazaban con matar a lo que más quería, a sus hijas, y además le enseñaron fotos de ellas y de algunas propiedades. Les hace una transferencia, ellos se van tras amenazarle y le indican que debe seguir haciendo las transferencias hasta cubrir una cantidad realmente elevada para no perderlo todo. En cuanto se queda solo, le da un infarto, es ingresado y ahí tras otra transferencia y ya desesperado habla con la G. Civil y les detienen.

Sí, es un caso extremo, pero hay una cosa cierta, hay que tener mucho cuidado con quien se elige de amante, porque los hay que no asumen que su puesto es ése, y quieren más, hasta el punto de hacer tambalear el mundo de cualquiera para que quien tiene pareja, lo pierda todo.

Y todo, tampoco se puede tener. Pero siempre pollo, siempre pollo… a veces apetece un filete, dicho por una persona que conocí hace mucho y al que nunca le quise preguntar qué tal los filetes o si ya se ha hecho vegano al perderlo todo.

Ay, las infidelidades, a la orden de día, sólo que hay algo que no ha cambiado, las mujeres siguen siendo más zorras, en el sentido de no decir nada y disfrutarlo mientras se pueda y quiera. Aquí a nosotras no nos gusta el parchís, por lo de contar y comer más de lo que ha sido, preferimos comer otras cosas y además, me aventuro a decir que las mujeres son más infieles que los hombres, pero se nota menos.

Creo que todos hemos sido infieles en algún momento de nuestra vida, imaginando, ocultando algo, acostándose con alguien, o coqueteando en una App de contactos o en un bar. Pero realmente qué es la infidelidad, para mí es serlo a uno mismo y sí, sin duda la infidelidad puede perdonarse, otra cosa es que se repita, y no estamos para perder el tiempo. Si me preguntan de nuevo si quiero saber si mi pareja me es infiel, quizás llegado el momento no quiera saberlo, pero quedarme con la duda pienso que es peor. El gran dilema. Y es que cuando vamos cumpliendo años damos más importancia a la lealtad. Aunque veo muchos con el Síndrome de Peter Pan, y encontrarse a ciertas Campanillas quizás no sea tan bonito y no te de alas. Y es que el verano está al caer y todos nosotros nos revolucionamos algo más, dejándonos llevar por situaciones que en invierno no pasan, aunque buscar el calor corporal, siempre sienta muy bien.

Tened mucho cuidado, que llevamos mucho tiempo sin salir, a ver si nos la van a liar parda, ni Peters ni Campanillas y sí muchas risas y buen sexo. De los de sudar y terminar sonriendo o a carcajada limpia, que éso da la vida.

Pero mientras, también nos seguiremos riendo en la radio, porque las conversaciones entre Charly R&R y yo, dentro y fuera de micrófono es un no parar. Así que si queréis escucharnos entrad en @Radioabordo. Y Buscando mi abridor está Instagram y Facebook.

Y hasta aquí la entrada de este miércoles, recordad que en agosto yo también me tomo vacaciones, pero hay muchos post que recordar y leer mientras me echáis un poquito de menos.

Hasta el próximo miércoles, deseando leer si os gustaría saber la infidelidad de vuestra pareja o no, aunque alguno también lo sea. Vamos a ver si alguien se moja, que ya hace calor para éso y mucho más.

G & G

Publicado por Gretta y su Garbo

A partir de los 40, la vida cambia, ¡me río yo de la adolescencia!. Pero la experiencia es un grado, y lo que queremos es complicarnos poco (o al menos lo intentamos), un divorcio y probar algo nuevo, van de la mano. Tener o no tener pareja, no evita que la imaginación vuele y a veces nos dejemos llevar...

Un comentario en “PECANDO

  1. Ay las infidelidades…!!!!.
    Estoy contigo, querida Gretta, que la primera infidelidad es con uno mismo, pero dejado esto claro, ¿cómo llegamos a ser infieles?. Pues, en mi caso, por falta de correspondencia (aparentemente por la otra parte, aunque en una relación se trata de una correspondencia biunívoca),
    Son varias las que he tenido, tantas como la suerte de que cuando se han acabado, salvo el dolor temporal, se fueron…
    Hay que tener cuidado porque, jugar con fuego solo genera al final dos cosas, o que te quemes, o que te hagas pis en la cama (o al menos me decían eso a mi de pequeño…).
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: