EMPATA2

Que si los hombres son infieles por naturaleza, lo que tienen que aguantar muchas… ni mucho menos. La película ha cambiado y ni siquiera Caperucita es la misma desde que pidió fuego al lobo. Siempre que se habla de “los infieles” se suele hablar de hombres, pero todo ha cambiado, podemos decir que estamos empatados.Sigue leyendo “EMPATA2”