¡LA VOLVÍ A MONTAR!

Hoy me ha venido a la cabeza la cantidad de veces que dejamos volar la imaginación, para montar la película de nuestras vidas o de ese día. Y la verdad, dependiendo lo que imaginemos, vamos cambiando el final, como en aquellos libros de busca tu propia aventura, ¿os acordáis?. No suelo entrar en un barSigue leyendo “¡LA VOLVÍ A MONTAR!”

Fíjate tú

Ahí estaba él, contoneándose tras levantarse, como diciendo, mírame, que a la vuelta soy todo tuyo de nuevo. Y ahí estaba yo, mirando embobada y pensando, no tardes. ¿De verdad estaba hablando en silencio con un culo?, evidentemente sí, pero qué culo… y qué noche. Y es que no somos de piedra, y a todosSigue leyendo “Fíjate tú”