RÍETE, RÍETE…

Si hay algo que me encanta de las personas y en especial de un hombre, es la sonrisa, que me haga reír a carcajadas mientras compartimos confidencias y un buen vino. Pero claro, imagina que estás con alguien en pleno orgasmo y comienza a reírse sin parar, quizás te rías porque no sabes qué hacerSigue leyendo “RÍETE, RÍETE…”