¿JUGAMOS?

Juguetes y juguetear, no suenan nada mal, ¿verdad?, pues hoy vamos a entrar en un mundo lleno de color y calor. Seguro que más de uno ve algo que le gusta o hace que su imaginación vuele, así que empecemos el despegue. Muchas veces hemos tocado (porque aquí no sólo metemos, también tocamos…) y elSigue leyendo “¿JUGAMOS?”

MIEDOS DE ELLAS

En la entrada anterior (aquí somos muy de entrar…) tocábamos los miedos de ellos, así que creo que nos toca a nosotras hablar de los nuestros. El primer miedo, es nuestra cabeza, las películas que nos montamos son de Oscar, Goya, Bafta, Palma de Oro… porque la palma nos la llevamos seguro. Y es queSigue leyendo “MIEDOS DE ELLAS”

RINCONES PROHIBIDOS

¿Por qué nos llama tanto lo prohibido?, porque somos curiosos por naturaleza, y porque ella nos llama, no lo olvidemos. Todos tenemos ese lado salvaje que hace que nos saltemos ciertas normas, ésas que otros no ven bien o quizás, simplemente, no saben disfrutar. Pero hay rincones de nuestro cuerpo a los que podríamos llamarSigue leyendo “RINCONES PROHIBIDOS”

¡MÓJATE!

En la vida hay muchas duchas frías para aliviar ciertos calentones, pero lo mejor son esas duchas templadas que nos hacen subir de temperatura. No nos engañemos, la temperatura puede subir estando solos o acompañados, porque la mente es así de caprichosa, y sabe cuándo estamos más predispuestos a todo, sí, a todo, a dejarnosSigue leyendo “¡MÓJATE!”

Sueño o realidad…

Nunca había tenido un encuentro así, donde las ganas lo eran todo, ganas de disfrutar de un vino, de conocer a esa persona, de verla, tocarla, abrazarla y dejarme llevar. Quizás suene atrevido, pero mi cuerpo necesitaba locura, de las que te hacen sentir vivo, locura sana, sin saber el destino, y que a vecesSigue leyendo “Sueño o realidad…”

A tomar por…

Hay que ver la cantidad de nombres que puede llegar a tener un culo, vamos a mencionar algunos, pandero, pompis, trasero, cachetes, nalgas, posaderas, glúteos… Quiero romper una lanza por los que resaltan su culo, aunque tengan que probarse más de 50 pantalones hasta dar con “el pantalón”, sí, ése que nos vuelve locas ySigue leyendo “A tomar por…”